Crecimiento, Fragmento, Reflexión

Corazón

Les gustaría entrar a conocer una vida donde la felicidad y la alegría son el compás del día a día pero la tristeza la cicatriz más profunda de su alma?

Pues bien, si tu respuesta es si. Te invito a que te sientes y disfrutes de esta pequeña historia que cree con mis lágrimas y mi máxima expresión de vida.

… Y si tu respuesta es no. Te invito solo a que reflexiones en algo. ¿Realmente amas lo que te rodea?

Bien, hace ya más de un un año y unos meses conocí a una persona que al primer impacto me generó curiosidad y eso gracias a su sonrisa, su sinceridad y ante todo, esa felicidad que transmite al mirar y esta historia es tan curiosas porqué yo era de las personas que consideraba que enamorarme a primera vista era ilógico, sin sentido y vida. Pero pues bien, me enamore sin darme cuenta y cuando empecé a vivir este sueño. ¡Wow! Sentía como el mundo en un microsegundo te cambiaba de la tristeza más grande a la felicidad más profunda de la vida; y como si fuera poco mi sencillo mundo se volvió en un universo lleno de planetas por descubrir y magia por explorar. Ahora sólo faltaba la nave, nuevamente el mismo deseo de querer explorar, disfrutar y vivir me ayudó a descubrir esa nave donde lo más maravillo era que llevaba en su interior ya un tripulante sin más que un deseo loco por vivir…

Pero como buena historia, ¡sí! Hay un pero en esta historia… En realidad hay muchos jajaja… Pero desde un inicio la vida nos puso un reto tan grande que ninguno de los dos sabía como llevar, lo único que sabíamos era que nos teníamos el uno al otro y que íbamos a salir juntos amándonos y dándole una bella sonrisa a la tristeza…

Este camino nos llevó a un sistema tan desconocido para ambos que el miedo el miles de ocasiones fue el pan del día a día, y no me importaba el riesgo que tenía, lo único que quería era disparar mi corazón a la máxima felicidad y llevas a esta pequeña gran persona a lo más alto de la vida que era amar, disfrutar y vivir… Porque nos sismo cuenta que a ambos nos faltaba vivir.

Sin.embatgo esta historia tuvo tantas alegrías pero a la vez tantas bajas que sin darnos cuenta los meses pasaban y pasaban y ya el año se acercaba… Hasta que se fue al piso todo como una pequeña torre de papel que ante el más leve movimiento del viento se cae…

Si alguna vez se han enamorando, entenderán que esto es como vivir sin vida, sentir sin querer, amar sin un corazón ya. Y sino te enamoraste jamás, te invito a que cierres tus ojos e imagines esta situación frente a alguien que marcó tu vida, pero que no sos capaz de recuperar por miedo, por bobada y por estupidez..

Pues ese mundo que les cuento lleno de bonitos sentimientos, cartas, regalos, momentos y fotos. Se acabo, por un miedo latente y cuando te das cuenta que la vida te tirón todo al puso, es cuando realmente reacción y observas como tu vida se va poco a poco cayendo, tal cual como una flor pierde una hoja lentamente y con dolor… Esa sensación realmente es macabra y particular, y la razón yace en la misma soledad que nuevamente sientes, adiciona a eso, la fea e inconsistente esencia de recordar todo con cada despertar, con cada instante y con cada alegría…

Esa es la última sensación que he llegado a sentir y la cual siento desde aquel día que decidí cometer mi máximo error y del cual la vida me ha enseñado lo que es AMAR DE CORAZÓN…

BAS…

Anuncios
Poema

Mañanas

Resultado de imagen para siluetas de belleza

Rompen las olas en el cálido y sobrio pelo de tu belleza,
Rompen las puertas y los muros ante tu presencia magnifica,
Rompen los corazones, la vida y el mismo universo,
Rompen las almas incautas de dolor,
Rompen el sentimiento más vil del sufrimiento.

Sensaciones vividas de una maga incauta del amor.
Moza hermosa de infinita trama y sospecha,

 

BAS

Poema, Sin categoría

Soneto de Amor I

De los hermosos el retoño ansiamos
para que su rosal no muera nunca,
pues cuando el tiempo su esplendor marchite
guardará su memoria su heredero.

Pero tú, que tus propios ojos amas,
para nutrir la luz, tu esencia quemas
y hambre produces en donde hay hartura,
demasiado cruel y hostil contigo.

Tú que eres hoy del mundo fresco adorno,
pregón de la radiante primavera,
sepultas tu poder en el capullo,

dulce egoísta que malgasta ahorrando.
Del mundo ten piedad: que tú y la tumba,
ávidos, lo que es suyo no devoren.

William Shakespeare